Miniposts

Coming soon :)

Wednesday, March 05, 2008

Reflexiones Trascendentales

Como se supone que estoy estudiando para rendir Ética en la facultad, y mi viejo está todo el día en casa, sin mucho que hacer, mientras su pierna se recupera de una lesión al tendón de aquiles; arrastrando su yeso hasta la computadora me mandó un mail anoche -se vé- entusiasmado con la materia de (mi) estudio.

Les comparto (a los que no se duerman leyendo este tipo de cosas, como cierta persona que conozco) lo que me escribió, que a pesar de ser un poco largo, dificil de leer, entender y aprehender (con h); resulta por demás profundo, llamativo, intrigante, y hasta fascinante.


Según "Etica para Nicómano", Aristóteles dice : "Tanto la virtud como el vicio están en nuestro poder.-En efecto, siempre que está en nuestro poder el hacer, lo está también el no-hacer, y siempre que está en nuestro poder el no, lo está el sí, de modo, que si está en nuestro poder el obrar cuendo es bello, lo estará tambien cuando es vergonzoso, y si está en nuestro poder el no-obrar cuando es bello, lo estará, asimismo, para el no-obrar cuando es vergonzoso."

Si la ética es el intento racional conciente de averiguar como vivir mejor, -es decir tendiendo al bien y lo bueno entre todos los seres humanos-, antes que nada debemos estar decididos a no vivir de cualquier modo, por la simple razón de estar convencidos que ésto vale la pena aunque en algún momento nos vayamos a morir.-
Pero suicidas aparte (con el debido respeto), -o aparte los que por miedo a la muerte deciden vivir como si ya estuvieran muertos, y todo les da igual-, están los otros: los que deciden vivir su humanidad del modo más conveniente.-
La muerte es lo que más iguala, es una gran simplificadora, pero la vida no iguala, presenta complicadas alternativas.- Los humanos tenemos la posibilidad de optar, elegir lo que más nos conviene, o si se quiere: responder libremente a lo que nos pasa o condiciona... aunque nos equivoquemos.-
Y para la ética, el saber vivir y no equivocarse mucho, consiste principalmente en tener relaciones con los otros seres humanos, antes que con las cosas, las herramientas o los bichos.- La buena vida humana es buena vida entre seres humanos.- Ese es trato inquebrantable.- De lo contrario puede que sea vida, pero no será ni buena ni humana: "¡Animal! No me insultes, ¡Cómo vas a tratarme como un objeto!"

Queremos ser tratados como humanos, no como simplemente cosas -aunque sean cosas biológicas- porque somos tambien una realidad cultural material, llena de libre creatividad simbólica, de actitudes, de signos y señales, de significaciones trascendentes, que están más acá de los dioses, pero metafísicamente más allá de la pura base corporal ´natural´ biogenética.- ¿Cuánto tiempo podría vivir un ser humano, con todas las cosas del mundo, pero sin ningún otro ser humano que lo reconociera recíprocamente?... Eticamente, para darse la buena vida, hay que dar la buena vida... Ninguna buena vida puede prescindir de las cosas, pero menos puede prescindir de las personas.-" A las cosas hay que manejarlas como a cosas y a las personas hay que tratarlas como personas.- Eso es lo ético en el fondo: De ese modo las cosas nos ayudarán en muchos aspectos y las personas en uno fundamental e irreemplazable: el de ser humanos.-

Pero ser-humanos-en-el-mundo de hoy, en el mundo tecnocientífico de nuestra actual civilización, no es ser tratados moralmente como lo propiamente humano.- Más bien es ser tratado como lo calculable y útil según su eficacia técnica.- Tiene valor sólo lo útil.- La perspectiva tecno-científica tiene una escala moral de valores humanos asimilable a lo manejable-disponible en términos de utilidad presente o futura, y rentabilidad de provecho calculable.- Se ha perdido lo sagrado del ser-humano, -para nada sobrenatural o ultramundano-, que es su dimensión metafísica, inmanente y material.- Esa dimensión, como emblema moral de lo humano, que partiendo de su cuerpo material lo incluye con conciencia en el mundo.- Y así contempla, desde dentro, su destino, su mortalidad en tanto perdición irremediable, sus anhelos abismales (y por cierto "incalculables"), y su racionalismo abstracto y crítico que trasciende lo meramente utilitario aunque no lo terrenal.-

Decía Hegel: "Pensar la vida, esa es la tarea.-" La vida humana debe considerase éticamente no solo como resultado de un determinado nivel de integración química, sino como "yo en el mundo", un conjunto biologico-corporal-simbólico con significados culturalmente compartidos.- Un coctel dual donde hay vida y hay humanidad.-Y esas semejanzas que comparten, su condición simbólica y su terror metafísico, en tanto ser-para-la-muerte, también tienen su contrapartida: los seres humanos vienen al mundo no sólo para morir, sino tambien para nacer.- Dice Hannah Arendt (la amante de Heidegger): "Cada humano, dentro de su brevedad menesterosa, es también el comienzo absoluto de una aventura que jamás acabará, el inicio significativo de la eternidad individual. Los hombres, aunque deban morir, no han nacido para morir, sino para comenzar".


Aunque procedemos del Caos, y siempre deberemos debatirnos contra él, nuestra misión, ingenua y triunfal, es seguir naciendo.

3 comments:

J. Karmakiller said...

Hola maquina...
esta reflexión me parece muy completa e inspirada, comparto lo que expones acá.
Un punto de vista diferente de la etica en la vida y el desarrollo del ser lo da el Buda en un sutra (mas bien en varios).
Trata de la felicidad en lograr justamente lo contrario...la "no integracion" con las leyes del mundo y el acercamiento a una ley espiritual y una metafisica diferentes...basadas en la negación del ego "social" (no del ego completamente).

Veo similitudes aunque el discurso sea diferente...fijate en este link, no es muy largo. Aqui esta el link, lee desde el 6 al 20 si no tenes tiempo de verlo todo...un abrazo.
Link: http://www.oshogulaab.com/BUDA/TEXTOS/sutradiamante.htm

Chun said...

Me gusto en general, pero no estoy de acuerdo con el 4º parrafo.

"... Se ha perdido lo sagrado del ser-humano"

¿Existio alguna vez? Para mi no.
El parrafo 4º me da a entender que es culpa del mundo tecnocientífico en el qué vivimos que lo sagrado del ser-humano se haya perdido... Algo que no existio, no se puede perder.

Bueno, gracias never por hacernos ejercitar las neuronas,

Un abrazo!

pd: se me muy feo el blog ¿Que le paso? :P

Nevermind said...

karma..: Lo estuve pispeando un rato, llama la atención aunque tendría que leerlo con mas detalle para sacarle jugo, gracias por el link.

Chun: No sé si estoy de acuerdo con que nunca existió, quizás no haya existido en muchas "grandes" culturas occidentales, pero en varias otras sí. Depende el punto de vista y el contexto.
Lo que es seguro es que en la antigüedad, se le daba muchísima mayor importancia a las cuestiones "espirituales" inherentes a la persona como ser viviente que la que hoy en día posee.
Respecto del diseño del blog, si bien estoy trabajando en ello todavía, la respuesta está en el post anterior.

Post a Comment