Miniposts

Coming soon :)

Sunday, January 07, 2007

...que hable ahora o calle para siempre

Ayer se casó mi ex supervisora. Ex porque me cambié de puesto. Ex porque si no me hubiera cambiado, me iban a cambiar de departamento igual. Ex porque aún si nada de eso hubiera ocurrido, a ella la cambiaron de departamento de todas formas. A todo esto ya lo comenté antes (ver las sagas de SQL de mentira I, II, y III).

Traje en cuerpo, regalo en mano y corazón en añicos fuí a su boda por civil. "...a las 8:00 PM" decía la tarjeta. A las 8:40PM llegué. La novia había ya hecho su entrada, lo invitados habían ya formado el semicírculo rodeando la flamante pareja. Los testigos estaban ya en sus respectivos lugares.

"Disculpe, ¿Dónde podría dejar esto?" inquirí a uno de los mozos, aludiendo a mi regalo. Me apresuré para volver afuera y presenciar la ceremonia.

"Si, quiero", "Si, quiero". Y con un beso sellaron su unión "ante el Estado y la Sociedad", como constantemente repetía la oficial del Registro Civil. Un asomo de lágrima escapó de mis ojos, cuando un "¿que hacés Eric?" de un compañero del trabajo interrumpió mi agonía. Saludé y empecé a semi integrarme con la gente por mí conocida en la fiesta.

Lo siguiente fue robado de un episodio cualquiera de Seinfeld, donde me sentí George Constanza una vez mas. "Mesa 9" indicó la acomodadora. Mesa en la que la única persona conocida era mi otro yo. Me imaginé a mi mismo en un patético intento de dar charla, diciendo algo así como "esta muy bueno este [ingrese aquí nombre de comida], no?". En mi imaginación seinfeldiana los co-comensales me miraban fijamente.

"Eric, vení" dijo la novia esposa. Su marido la acompañaba. "Se nos mezclaron las mesas, hubo un lío terrible y no quedaron todos bien acomodados, pero como sobran lugares en las otras, pasate a donde quieras". Accedí.

...

5:18 AM. La gente joven seguía bailando. Yo, finalmente sentado luego de recorrer infinitas veces el trayecto barra-patio-baño-patio, miraba. Me deben haber hecho seña de "dale, baila!" unas 4 veces unas 3 chicas diferentes. Mis ojos seguían fijamente a la estrenada esposa. 5:49 AM, decido hacer el patético intento de animarme un poco y me paro, aprovechando la vuelta de una botella de cerveza.
"Yo te conozco" dijo una chica absolutamente desconocida para mi. "sos famoso, Eric Burgueño" continuó, mientras me sacaba la botella de la mano procediendo a tomar de la misma. "¿por qué?" fué lo único que atiné a decir. "Porque sos hermoso" remató. Me fuí.

"Sil, you know there are no words, thanx is not enough. I'm so happy 4 u. See ya!" fué mi SMS de las 6:algo AM, ya en casa y con el celular cargando su batería. "MUCHAS GRACIAS" su respuesta, a las 11:15 AM.

Recostado en mi cama, con mucha resaca, mis febriles sueños repasaban lo ocurrido. "Felices Reyes, Eric" pensé. Y Morfeo venció.

2 comments:

MARBOT said...

Qué triste che! Muy bien escrito, pero triste. ¿Esta era Mary of the Sea? Un abrazo.

La bella y graciosa moza said...

¡Que bajón Never! pero che, ya vas a encontrar otra mina y mejor. Suerte y Besos.

Post a Comment